Poema de Alberto Durán Rocha

Publicado en la Revista de la Academia Hondureña de Geografía e Historia

Demacrado sin fuerza y dolido

por la tremenda ingratitud humana

a la sonora costa colombiana

llegó el Libertador buscando olvido.

….

No es ni la sombra del guerrero ungido

en la valiente gesta americana

que fue terror de la Corona hispana

no tanto vencedor como vencido.

..

Allí frente a la mar aquel gigante

a quien la fama proclamó triunfante

reconcentró su triste pensamiento.

Y en la amargura de sus ondas penas

el cielo oyole murmurar apenas

aré en el mar y edifiqué en el viento.

Te puede interesar

Del día de las plumas

Hay cuentos que nos dejan una impresión tan fuerte, que se quedan para siempre con nosotros. Afectan tanto nuestras vidas que influyen en nuestros gustos o nuestros […]