Te miro y al mirarte dos jaguares

se proyectan en tu sombra tan alta

sombra de piel, de espíritu sin falta

no de sol, sino de fases lunares.

Felinos que hoy habitan dos lugares:

uno bajo el cemento que lo asfalta

y al otro, bravo, la tierra lo exalta

sobre los cielo y sobre los mares.

..

¿Por qué en destinos fueron diferentes?

Uno más domesticado y más manso

No tan gallardo, no tan resistente,

….

te habitaba afuera, en tu descanso.

Y el otro, tan guerrero y combatiente

más etéreo, más a nuestro remanso.

000

Josué R. Álvarez

15 de marzo de 2022

Del día de las plumas

Hay cuentos que nos dejan una impresión tan fuerte, que se quedan para siempre con nosotros. Afectan tanto nuestras vidas que influyen en nuestros gustos […]