Creo que uno de los principales retos del documental «Berta soy yo», fue que su historia ampliamente conocida por Honduras e incluso la comunidad internacional; además de que es un hecho relativamente reciente. Quizá solo los que hace unos años estaban muy pequeños desconocen lo sucedido con Berta Cáceres. Sin embargo, Katia Lara, realiza a mi juicio un enorme trabajo a nivel de narrativa.

La historia de Berta en realidad no es la historia de Berta Cáceres, es la historia de la lucha de un pueblo, la historia de una comunidad, la historia de un río. Y de esa manera se nos presenta.

Todos sabemos que en algún momento del documental se tiene que contar el asesinato de Berta, lo esperamos desde el minuto cero en el que no sentamos en la butaca. Pero en algún momento se olvida, en medio de las manifestaciones, de las entrevistas y de los discursos. ¡Pum! De pronto un disparo que corta lo que Berta decía. De pronto el silencio, la consternación, el luto, el llanto y el dolor.

Y después, gráficamente, se nos muestra lo que se lee en tantas paredes, lo que se ha escrito en tanto poemas: Berta se ha multiplicado. Y ya no es la corrupción contra Berta, sino contra su memoria, que no está en el éter, sino contenida en un pueblo al que es imposible cegar. No hay venda para tantas personas.

Creo que desde el punto de vista técnico audiovisual no hay nada que reñirle a este notable trabajo. Se aprovecha cada recurso del que se dispone para transmitir lo necesario.

Por esas razones, esta producción cinematográfica me parece un justo homenaje a la memoria de una mujer que dio hasta la vida por la vida.  Y bueno, el documental es una reafirmación de que se ha multiplicado.

Josué R. Álvarez

“Sí soy”: ¿qué dice la gramática y la lingüística?  

Creo que a estas alturas del siglo XXI hay que vivir debajo de las piedras para no haber leído “Sí soy” en los comentarios de un meme o incluso en la publicación misma. “Sí soy”, es una expresión conformada por un adverbio y un verbo conjugado en primera persona singular. En algunas ocasiones se puede […]

«Mientras la sombra»: fuego que será ceniza

A pesar de que Salvador Madrid insiste en el prólogo del poemario Mientras la sombra, en que no hay un hilo conductor, y que se trata más bien de un libro de carácter fragmentario, sí es posible identificar algunos elementos unitarios. Estos se van forjando por repetición, por acumulación o por la transformación propia de […]